Cómo empezar a emprender solo

Hoy quiero compartir contigo una herramienta que ha revolucionado la forma en que los emprendedores visualizan y planifican sus negocios: el modelo CANVAS. Si alguna vez has soñado con tener tu propio negocio o simplemente quieres entender cómo funcionan las empresas, este artículo es para ti.

¿Qué es el modelo CANVAS?

El modelo CANVAS es como un lienzo en blanco donde plasmas todas las piezas clave de tu negocio. Imagina tener una vista panorámica de tu empresa en una sola hoja. Suena bien, ¿verdad? Vamos a desglosar cada uno de los 9 apartados de este modelo y te daré un ejemplo sencillo para que lo entiendas mejor.

Segmento de clientes

¿Para quién es tu producto o servicio? Aquí identificas a las personas o empresas que serán tus clientes.

Ejemplo: Si vendes juguetes educativos, tu segmento de clientes serían padres con hijos en edad escolar.

Aquí se identifica a quién va dirigido el producto o servicio que ofreces. No es lo mismo vender a jóvenes que a adultos mayores, o a empresas que a consumidores individuales. Definir bien este segmento te permite adaptar tu oferta y comunicación de manera efectiva.

  1. ¿Has identificado a quién va dirigido tu producto o servicio?
  2. ¿Conoces las necesidades y deseos específicos de tu público objetivo?
  3. ¿Has segmentado tu mercado en diferentes grupos de clientes?
  4. ¿Sabes cuál es el tamaño de tu mercado objetivo?
  5. ¿Has considerado adaptar tu oferta según las características de tu segmento?

Propuesta de valor

¿Qué ofreces que te hace único? Es la razón por la que los clientes te eligen a ti y no a la competencia.

Ejemplo: Siguiendo con los juguetes, tu propuesta podría ser «juguetes educativos hechos con materiales ecológicos».

Es el corazón de tu negocio. Aquí defines qué es lo que ofreces que te diferencia del resto. Puede ser un producto innovador, un servicio de alta calidad, precios más bajos, una experiencia única, etc. Es lo que hace que tus clientes te elijan a ti y no a otro.

  1. ¿Qué hace único a tu producto o servicio frente a la competencia?
  2. ¿Resuelve tu propuesta un problema real o satisface una necesidad del cliente?
  3. ¿Has validado tu propuesta de valor con clientes potenciales?
  4. ¿Tu propuesta de valor es fácil de entender para el cliente?
  5. ¿Estás dispuesto a adaptar tu propuesta según el feedback de tus clientes?

Canales

¿Cómo llegará tu producto al cliente? Puede ser una tienda física, una página web, redes sociales, etc.

Ejemplo: Vender los juguetes a través de una tienda online y promocionarlos en Instagram.

Son los medios a través de los cuales tu producto o servicio llega a tus clientes. Pueden ser físicos, como una tienda, o digitales, como una página web. Es importante elegir canales adecuados para tu tipo de negocio y público objetivo.

  1. ¿Por qué medios planeas entregar tu producto o servicio al cliente?
  2. ¿Has considerado la eficiencia y coste de cada canal?
  3. ¿Conoces las preferencias de tu cliente en cuanto a canales de compra o adquisición?
  4. ¿Tienes un plan para promocionar tu producto en esos canales?
  5. ¿Estás dispuesto a adaptar o cambiar de canal si no obtienes los resultados esperados?

Relación con los clientes

¿Cómo te relacionas con tus clientes? Puede ser de forma personalizada, a través de un servicio automatizado, etc.

Ejemplo: Ofrecer un chat en vivo en tu tienda online para resolver dudas sobre los juguetes.

Define cómo te comunicas y te relacionas con tus clientes. Puede ser una relación personalizada, donde tratas directamente con cada cliente, o una relación masiva, donde usas medios automatizados para llegar a muchos clientes al mismo tiempo.

  1. ¿Cómo planeas interactuar con tus clientes?
  2. ¿Has considerado ofrecer soporte postventa o atención al cliente?
  3. ¿Tienes algún sistema de fidelización o recompensas para tus clientes habituales?
  4. ¿Cómo manejarás las quejas o devoluciones?
  5. ¿Tienes previsto realizar encuestas o feedback para mejorar la relación con tus clientes?

Fuentes de ingreso

¿De dónde vendrá el dinero? Aquí identificas cómo ganarás dinero con tu negocio.

Ejemplo: Venta directa de juguetes, suscripciones mensuales o talleres educativos.

Aquí identificas cómo vas a ganar dinero con tu negocio. Puede ser a través de la venta directa de productos, cobro por uso de un servicio, suscripciones, licencias, comisiones, entre otros.

  1. ¿Cuál es tu principal fuente de ingresos?
  2. ¿Has considerado tener múltiples fuentes de ingreso?
  3. ¿Sabes cuánto están dispuestos a pagar tus clientes por tu producto o servicio?
  4. ¿Has realizado un análisis de precios de la competencia?
  5. ¿Tienes un plan de monetización a largo plazo?

Recursos clave

¿Qué necesitas para operar tu negocio? Pueden ser recursos físicos, intelectuales, humanos o financieros.

Ejemplo: Proveedores de materiales ecológicos, una plataforma de e-commerce y software de gestión de inventario.

Son todos aquellos recursos que necesitas para que tu negocio funcione. Pueden ser tangibles, como maquinaria o un local, o intangibles, como conocimientos técnicos, licencias o una marca reconocida.

  1. ¿Qué recursos físicos, humanos o intelectuales necesitas para operar?
  2. ¿Tienes acceso a estos recursos o necesitas adquirirlos?
  3. ¿Has considerado la posibilidad de alquilar o compartir recursos para reducir costos?
  4. ¿Qué recursos son esenciales para tu propuesta de valor?
  5. ¿Tienes un plan de contingencia en caso de que falte algún recurso clave?

Actividades clave

¿Qué acciones realizarás regularmente en tu negocio?

Ejemplo: Diseñar nuevos juguetes, gestionar el inventario y hacer marketing en redes sociales.

Son las acciones más importantes que debes realizar para que tu negocio opere correctamente. Puede ser desde la producción de un producto, la gestión de inventarios, el marketing, la atención al cliente, entre otros.

  1. ¿Qué actividades son esenciales para entregar tu propuesta de valor?
  2. ¿Tienes el conocimiento o habilidades para realizar esas actividades?
  3. ¿Has considerado externalizar alguna de estas actividades?
  4. ¿Cómo te asegurarás de que estas actividades se realicen de manera eficiente?
  5. ¿Tienes un plan de mejora continua para estas actividades?

Socios clave

¿Quiénes te ayudarán a operar tu negocio? Pueden ser proveedores, aliados, etc.

Ejemplo: Proveedores de materiales, influencers en el mundo educativo y plataformas de pago online.

Son empresas o individuos que te ayudan a operar tu negocio. No son empleados, sino aliados que ofrecen recursos o actividades que tú no posees. Pueden ser proveedores, distribuidores, aliados estratégicos, entre otros.

  1. ¿Quiénes son tus principales aliados o socios?
  2. ¿Qué beneficios obtienes de cada socio?
  3. ¿Has establecido acuerdos o contratos claros con tus socios?
  4. ¿Cómo manejarás posibles conflictos o desacuerdos con tus socios?
  5. ¿Estás abierto a buscar nuevos socios o aliados estratégicos?

Estructura de costos

¿Cuánto te costará operar tu negocio? Aquí identificas todos los gastos asociados.

Ejemplo: Costo de materiales, alquiler de la plataforma de e-commerce y publicidad.

Aquí se identifican todos los costos asociados con la operación de tu negocio. Es fundamental para determinar la viabilidad financiera de tu propuesta y para establecer precios adecuados para tus productos o servicios.

  1. ¿Has identificado todos los costos asociados a tu negocio?
  2. ¿Sabes cuáles son tus costos fijos y variables?
  3. ¿Has realizado un presupuesto o proyección financiera?
  4. ¿Tienes un plan para reducir costos sin afectar la calidad?
  5. ¿Sabes cuál es tu punto de equilibrio financiero?

Adaptando el modelo CANVAS al emprendedor digital

Ahora, imaginemos que eres un emprendedor digital, un solopreneur, que trabaja desde casa asesorando a empresas en su transformación digital. No tienes empleados y eres el jefe, el empleado, el comercial y el técnico. Veamos cómo se adapta el modelo CANVAS a tu realidad:

  • Segmento de clientes: Pequeñas y medianas empresas que buscan digitalizarse.
  • Propuesta de valor: «Asesoramiento personalizado en transformación digital para pymes».
  • Canales: Tu página web, LinkedIn y webinars.
  • Relación con los clientes: Sesiones de consultoría online y email.
  • Fuentes de ingreso: Asesorías personalizadas, cursos online y venta de e-books.
  • Recursos clave: Tu experiencia, tu ordenador y herramientas digitales.
  • Actividades clave: Investigar tendencias digitales, dar consultorías y crear contenido.
  • Socios clave: Plataformas de cursos online, colegas en el sector y herramientas de automatización.
  • Estructura de costos: Suscripciones a herramientas, publicidad online y formación continua.

Espero que este artículo te haya ayudado a entender el modelo CANVAS y cómo puede adaptarse a diferentes realidades empresariales. Si estás pensando en emprender, te animo a que utilices esta herramienta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *